Oración

No hay nada más importante para nuestra vida y nuestro bienestar que mantener nuestro corazón en contacto con el Señor. No hay nada más vital que mantener una conexión viva con él.